Rediseña espacios imposibles en tu casa

Reformar tu hogar puede ser un gran reto. Tienes que tener en cuenta las necesidades que tienes en tu hogar y hasta donde necesitas reformar. Hoy te daremos algunos consejos para convertir tus reformas en un éxito.

Aprovechar los espacios al máximo es la clave a la hora de convertir tu casa en una más amplia y bonita. Un ejemplo de esto son las casas y los dúplex con escaleras. En un principio, puede parecer que las escaleras nos quitan una gran parte del espacio de la casa, no obstante, el hueco de la escalera es perfecto para crear un pequeño almacén donde guardar cosas que ocupan espacio en tu vivienda.

Si dispones de estufa de leña o chimenea en tu casa, el hueco de la escalera puede ser tu almacén perfecto para la leña. Puedes tanto crear un armario y guardar la leña dentro, como dejar la leña a la vista y darle un toque rústico a la casa. El hueco de la escalera también puede servir como una librería donde guardar tus libros preferidos. Simplemente tienes que ser un poco creativo y dejarte asesorar por nosotros.

Cómo decorar espacios reducidos en tu hogar

Si tienes altillos en tu casa, ese es otro espacio que no deberías desaprovechar. El altillo puede ser tu gran aliado si te falta una habitación en casa. Puedes crear una zona chill out en casa, un nuevo dormitorio, un pequeño gimnasio, etc. Si tu casa tiene los techos altos, aprovéchalos. Lo único que tienes que hacer es tener cuidado con la altura y el tamaño de los muebles que escojas para esta habitación improvisada.

Quién no ha visto la típica vivienda con una entrada o un pasillo muy estrecho. Estas típicas pequeñas entradas, también se pueden mejorar. El uso de espejos es la clave. Los espejos, si se colocan de forma estratégica, pueden ser el elemento decorativo perfecto para crear una sensación de amplitud a espacios tan pequeños. Además, un espejo en la entrada de una vivienda es siempre una buena idea. En general, cualquier espacio pequeño puede ampliarse si se coloca un espejo en el sitio adecuado.

Si por ejemplo tienes un baño pequeño y no tienes lugar disponible para poner armarios para almacenar objetos, puedes solucionar esto de forma creativa. Las paredes son tu gran aliado. Si tienes un hueco en la pared, creado por vigas o simplemente esa es la forma de la pared, bastará con que le pongas unas maderas para crear estanterías. Si usas una madera con aspecto envejecido, crearás, además, un baño de lo más rústico.