¿Préstamo o consumo de una hipoteca?

Tener una vivienda, o mejorar la vivienda que ya tenemos, es una de las preocupaciones que tenemos a lo largo de la vida. Uno de los problemas a los que en ocasiones se enfrentan los compradores es la falta de liquidez, sin embargo, para solucionar esto podemos recurrir a financiamiento bancario. Si estás en esta situación y te preguntas “¿qué será mejor, un crédito de consumo o hipotecario?”, no te preocupes, en este post te aclararemos todas las dudas.

¿Crédito de consumo o hipotecario?

A la hora de decidir si solicitar un crédito de consumo o un crédito hipotecario, lo primero que debemos pensar es el motivo por el cual necesitamos el dinero. En caso de necesitar el dinero para comprar un inmueble, lo más aconsejable es optar por un crédito hipotecario. La ventaja del crédito hipotecario en este caso es que la cantidad de dinero que recibirás es mucho mayor que el crédito de consumo. Además, a la hora de solicitar el crédito hipotecario tendremos mucho más tiempo para pagarlo, ya que los plazos suelen ser mucho mayores. Esto significará reducir la cuantía de las cuotas, permitiéndonos pagar de forma mucho más cómoda.

En caso de necesitar dinero para realizar obras y reformas en la vivienda será más aconsejable escoger un crédito de consumo. Normalmente las hipotecas tienen un plazo mínimo de 5 años, pero una cantidad inferior de dinero no requerirá tantos plazos de pago, por lo que, es mejor escoger el crédito de consumo, que se puede pagar en menos plazos. El crédito de consumo puede ser cancelado en un plazo de 2 años y esto es una gran ventaja, ya que cuanto menos tiempo estemos endeudados, mejor. También tendremos que tener en cuenta las tasas de cada crédito. Es cierto que las tasas del crédito hipotecario son menores, pero el interés será mayor.

Otra gran ventaja del crédito de consumo es que podremos destinar este dinero a lo que necesitemos, mientras el crédito hipotecario debe ser destinado exclusivamente al pago de la vivienda. Por lo tanto, si te surge algún gasto de repente lo más aconsejable será optar por el crédito de consumo. Otro factor a tener en cuenta a la hora de escoger un tipo de crédito u otro es la cuota que tendremos que pagar mensualmente. Si comparamos una cantidad similar de un crédito hipotecario y uno de consumo, tendremos que pagar más cuota con el crédito hipotecario, ya que el plazo que tendremos para pagarlo es mucho mayor.