Los riesgos de equivocarse en el precio de venta de una vivienda

Para poner el precio a una vivienda hay que conocer el mercado, ya que equivocarse a la hora de fijar el precio conlleva muchas pérdidas. Por ello, entre otros muchos factores, es importante contar con profesionales especializados en el sector. Es tan importante no superar el precio de mercado, como lo es no «quedarse corto». Hoy te explicamos los riesgos que conlleva fijar mal el precio de venta de una vivienda.

Fijar un precio demasiado alto

Cuando fijamos un precio demasiado alto, tienen una cantidad baja de posibles compradores, nos arriesgamos a que se echen para atrás y rechacen la compra. Otra cosa a la que nos arriesgamos es que cuando queramos bajar un poco el precio de la casa y estuviéramos dispuestos a aceptar una oferta más baja, los compradores pueden descartar la compra desde el principio y perderíamos todas las posibilidades. Cuando nuestra propiedad tiene un precio demasiado alto para con sus condiciones, no recibirá todas las visitas potenciales. Lo más posible es que esta, acabe dispersándose en el mercado si no fijamos el precio de nuevo. Nuestros profesionales pueden asesorarte a la hora de valorar tu vivienda de forma gratuita.

Fijar un precio por encima del mercado

Cuando fijamos un precio por encima del mercado, pero no excesivamente alto, recibiremos una buena cantidad de ofertas. Debemos atender, a que muchas de estas solicitudes serán promovidas por la curiosidad. El público de compradores querrá saber qué es lo que tiene de especial esta vivienda. Nos arriesgamos a la hora de fijar un precio por encima del mercado, a  que las demás ofertas de similares condiciones que destaquen por encima de la nuestra. Otro inconveniente es que los compradores, al ver que la casa no se vende, se preguntarán por qué lleva tanto tiempo en venta y dudarán de su compra. Recuerda que la compra de una vivienda no es un acto impulsivo, por lo que es normal que el público pase períodos de tiempo medios buscando y analizando las ofertas en el mercado. El tiempo va pasando, la vivienda no se vende y se devaluará por debajo del precio de mercado si fijamos un precio demasiado alto.

Fijar un precio ajustado al mercado.

Cuando fijamos un precio competente y ajustado al mercado recibiremos una gran cantidad de información y visitas de calidad. Normalmente las ofertas de compra válidas se suelen recibir los 30 primeros días, siempre y cuando pongamos un precio razonable a la vivienda desde el principio. No obstante, hay que destacar que para vender una vivienda se necesita mucho más que un buen precio. En Inmobiliaria Núcleo contamos con varios canales de promoción para que tu vivienda se venda de forma fácil y rápida. Por que la mejor venta es aquella en la que no perdemos ni dinero no tiempo.

Cada vivienda cuenta con unas características propias y unas calidades de las que depende el precio que deberíamos ponerle. No todas las viviendas cuentan con las mismas características, siendo es muy sencillo equivocarse a la hora de fijar un precio. Por este motivo te recomendamos que contactes con nuestros asesores profesionales y capacitados para darte el mejor servicio y vele por tus intereses.

Si estamos dispuestos a comprar una vivienda en el centro de Alicante, siendo ésta un piso de 80 metros cuadrados, en un edificio de menos de 50 años, con ascensor y una cuota de comunidad media/baja, su precio orientativo y aproximado sería de 180.000 €. Una vivienda de las mismas características, ubicada a las afueras de la ciudad, tendría un precio de mercado orientativo y aproximado de 100.000 €. Estas tasaciones se deben entender como estimaciones representativas ya que, para calcular de manera más precisa su valor, debemos atender muchos aspectos, como lo son las zonas comunes, si existe ascensor o el estado final de los interiores y la ubicación exacta entre otros.