Gastos que conlleva la aceptación de una donación

A lo largo de nuestras vidas nos damos cuenta de que nos toca pagar por todo. Pagamos impuestos por el trabajo que realizamos, pagamos impuestas por nuestra vivienda cuando la adquirimos e incluso pagamos impuestos cuando recibimos una donación o cuando heredamos algo. Por ese motivo, es muy normal que nos surjan una gran cantidad de dudas y una de las dudas más recurrentes es cuánto debemos pagar por una donación que hemos recibido. Es normal tener estas dudas y la solución es muy sencilla: pregunta a nuestros profesionales. Pero no te preocupes, en este post te aclararemos todas las dudas.

¿Qué debemos saber?

Lo primero que debes saber es que, cuando alguien realiza una donación, tendrá que declararlo y abonar el IRPF de esa donación. Por lo tanto, no solo el que recibe la donación deberá abonar impuestos, sino también el donador. Y es que debes saber que las herencias no son la única opción que existe para donar algo a alguien, hay más opciones y las veremos más adelante. La persona que recibe la donación observará que su patrimonio ha aumentado y tendrá que pagar por ello, lo cual significará que debe abonar el Impuesto vigente sobre Sucesiones y Donaciones.

Este impuesto depende de cada Comunidad Autónoma, pero en la Comunidad Valenciana este impuesto se calcula según la fecha en la que se ha construido la propiedad. Por ejemplo, si la propiedad tiene más de 20 años, se tendrá que pagar el 95% de su valor catastral. Pero si el inmueble tan sólo tiene más de 5 años se considerará el 50% mientras que si la vivienda tiene más de 10 años se deberá abonar el 75% del valor. Entre padres e hijos, así como abuelos y nietos las donaciones podrán disfrutar de reducciones.

En el caso del donante de la vivienda, las donaciones que este puede hacer deben tener un valor inferior a 600.000 €. Esto es en caso de que la donación y la vivienda sean provenientes de la Comunidad Valenciana. Pero, además, a la hora de realizar una donación tendremos que asumir también ciertos gastos de escritura. Después de llevar a cabo estos cambios de escritura a nombre del nuevo propietario tendremos que entregar estos papeles a la Hacienda Pública, que a su vez calculará el IRPF que corresponde de esta donación. El plazo a pagar este impuesto no es instantáneo, sino que tendremos un mes para abonarlo.