¿Cuáles son los decibelios de tu casa?

El día a día en una comunidad de vecinos puede llegar a ser, en algunas ocasiones, hasta caótico y ruidoso. Vivir en una comunidad de vecinos no es sencillo y en muchos casos debemos aguantar ciertas situaciones menos agradables e incluso quejarnos si alguien está perturbando nuestra tranquilidad. Para convivir con nuestros vecinos debemos comportarnos con respeto y serenidad y, sobre todo, conocer los límites que, tanto nosotros como ellos pueden o no sobrepasar. Uno de estos límites es el ruido, y en este post te enseñaremos qué nivel de decibelios tenemos permitido generar tanto durante el día como por la noche y cómo puedes medirlo.

La escala de ruidos y decibelios de un edificio puede variar durante el día de muchas maneras. Hay momentos en los que todo el mundo está descansando y el nivel de decibelios es inferior y debemos tener cierta medida. También hay otros momentos del día en los que se permite realizar un poco más de ruido y lo máximo permitido son los 35 decibelios y momentos como la noche, cuando hay un nivel máximo de decibelios no debemos sobrepasar, que son los 30 decibelios. Hay maneras de medir los decibelios y el prime paso que debemos dar es cerrar por completo toda nuestra casa, cerrar las ventanas y las puertas.

¿Cómo medirlos?

Después de cerrar todo y tener estas referencias anteriormente mencionadas, ya podemos medir el nivel de ruido que están haciendo nuestros vecinos. La forma más tradicional de medir el nivel de ruidos es simplemente mediante los sentidos. Si podemos escuchar los ruidos que están realizando nuestros vecinos de forma clara y sin tener que escuchar de manera atenta. Si en este caso escuchas claramente el ruido, esto significa que tus vecinos están sobrepasando el nivel de decibelios.

Otro método mucho más eficaz y certero de medir el nivel de ruido que están haciendo nuestros vecinos, una obra o simplemente el exterior de nuestra casa, es mediante nuestro teléfono móvil. Si nuestros sentidos no son muy agudos, podemos recurrir a la tecnología, que casi nunca falla. Esta extensión de nuestro cuerpo que es el móvil dispone de muchas aplicaciones que podemos descargar para medir de forma más acertada los decibelios.

Es importante ser conscientes del ruido que hay a nuestro alrededor, no solo para tener una prueba más clara del ruido que están haciendo nuestros vecinos, sino también para ver con claridad si nosotros estamos haciendo ruido y molestando a los demás. Es muy importante convivir con nuestros vecinos con respeto, pues es la única manera de garantizar el bienestar de una comunidad de vecinos.