Cómo calcular la rentabilidad de una vivienda en alquiler

Hace unos años, en España había una tendencia mayor a comprar que a alquilar viviendas, pero con el paso del tiempo, la cantidad de alquileres han comenzado a crecer de forma considerable. Y este número no parece que vaya a bajar pronto. Por lo tanto, la compra para el alquiler es una inversión inteligente. Sin embargo, en ocasiones a los inversionistas les surge la duda sobre si una vivienda tiene rentabilidad para comprar o vender. En este post ayudaremos a resolver este dilema a los aventureros inversionistas.

¿Cómo saber si debemos alquilar?

Para saber si deberíamos invertir para alquilar será necesario analizar si es rentable y para ello debemos tener en cuenta varios factores. Lo primero que deberíamos hacer como compradores es calcular los impuestos y gastos que van a generarse a raíz de la compra. ¿Cuántos beneficios nos quedarán tras haber pagado todos los gastos de la inversión? El cálculo del IVA que vamos a pagar a raíz de la compra es fundamental. El IVA que se paga por una vivienda nueva es un 10% del valor que figura en la escritura. Si es de protección oficial, solamente es un 4%.

El IVA que un propietario debe pagar por una vivienda de segunda mano dependerá de cada Comunidad Autónoma. Por lo tanto, lo que te recomendamos es que acudas a una asesoría con nuestros profesionales para consultar esto. El ITP (Impuesto de Transmisiones patrimoniales) y el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentales) también son dos factores de alta importancia a la hora de decidir si adquirir una vivienda. A la hora de realizar la compra de forma oficial necesitaremos contar con un notario y este también conlleva una serie de gastos e impuestos. El precio del notario se determina según el precio de la vivienda.

Después de hacer números es importante analizar el estado de la vivienda. El estado de la vivienda puede aumentar tu presupuesto aún más. El IBI, los servicios energéticos, el agua, el gas, el seguro del hogar… Son pagos que deberás asumir. ¿Toca hacer reformas a la vivienda? La reforma, la puesta a punto, el mantenimiento y todos estos arreglos aumentarán más aún tus gastos si lo que quieres es alquilar la vivienda. Una vez obtenidos todos estos gastos, es importante calcular el retorno de inversión de esta adquisición. Para calcular esto debemos dividir el beneficio neto por el coste que hemos calculado anteriormente. Ten en cuenta si tienes una hipoteca y debes pagar una entrada cuándo obtendrás el retorno de inversión.